La frase de la semana...

"Ningún soñador es pequeño y ningún sueño es demasiado grande"

sábado, 13 de diciembre de 2008

(Des)Esperar

Hay veces que me siento a esperar. Esperar a que pase algo interesante en mi vida. Como la que espera su turno en la cola para comprar el pan, o la que espera debajo de una cornisa a que deje de llover o la que espera a que el muñequito del semáforo se ponga verde.
Tengo la sensación de que me faltan horas en el día, que las semanas pasan volando y que tengo mil y una cosas que hacer (y que no hago). Estoy intentando “redecorar” mi vida, buscando ese rumbo nuevo que necesito desde hace ya algún tiempo y para ello necesito dar un giro de 360 grados y dejar de esperar.
Empecé este blog con ilusión y cariño, en un momento de mi vida tranquilo y en el que me sobraba el tiempo. Hoy las obligaciones me tienen asfixiada, el trabajo, los viajes (de trabajo no los de autobús ;), la vida en general….y no me apetece que el actualizar mi espacio o el visitar vuestros blogs se convierta también en una obligación.
Así que desde hoy, no me pongo horario, ni fecha en el calendario para pasear por la blogsfera…
No abandono el barco, solo haré menos travesías…

13 comentarios:

Luis dijo...

Has leido algo sobre la resonancia shumann, ¿no?, pues hazlo.
Y genial eso de que no conviertas nada en una obligación, eres libre de hacer lo que desees.
Besitos traviesos...de travesia...!!claro¡¡

Noelplebeyo dijo...

Seguiremos leyendo en cuando quieras contar algo...y te recibiré con los brazos abiertos si paseas por mi barrio. Te deseo, sin conocerte, lo mejor. Gracias por dedicarme esta entrada...me lo tomo como algo bello.

Besos fuertes y aquí estoy.

Eria.. dijo...

Pues esto es un hobby... así que no te sientas comprometida a ir por mi casa, que si vengo a esta es porque me apetece simplemente y tengo un rato. Relájate que es fin de semana...
besitos varios.

contrahecho dijo...

Es que lo obligatorio no mola. Yo te aseguro que estaré por aquí hasta que deje de estar, sin más, pero tampoco me atormenta.
Un beso.

pati dijo...

Nuria, es posible que me sienta tan identificada contigo?
Cada una de tus palabras las siento como si fuesen mías, así que me siento tan (des)esperada como tú.

Sólo puedo decirte que es un placer haber encontrado este lugar y que aquí me quedo, esperando(te) ;)

Un besazo :)

Novicia Dalila dijo...

Querida Nuri,
Tómate tu tiempo para tus cosas y dedícate a lo que necesite más tu atención. Esto siempre debe ser un entrtenimiento, un refugio también a veces, pero nada obligatorio que te absorba y te aliene.
Pero nunca, Nuri, nunca te sientes a esperar a que algo interesante pase. La aventura hay que buscarla, hay que propiciarla. Nada interesante y maravilloso viene a llamar a tu puerta.... ´

Aquí te espero.
Un beso

Supersoto dijo...

Esperaremos pues en algún lugar del arco iris. Yo, si me lo permites en el color verde. A veces siento que la vida se me escapa y apenas queda tiempo para hacer cosas importantes, que estamos inmersos en una rutina que apenas nos deja respirar y salir de ella para poder satisfacer otras necesidades. Las obligaciones y los problemas no buscados (en mi caso) me han hecho reventar muchas veces(receintemente sabes de una)En fin, que no te quiero dar la chapa, pero como diría mi gran amiga la loquera/sexóloga, hay que ser un junco y tomarse un tiempo pero nunca obligarse a nada porque las cosas por obligación nunca salen bien y mucho menos las que nos han motivado tanto. Éstas hay que seguir haciéndolas con el mismo cariño, la misma ilusión que la primera vez, aunque el tiempo sea escaso.
Mucho ánimo guapa y no desesperes! Respira y se un junco, aquí te esperamos!
Besotes

SOMMER dijo...

Venga Pirata, deja de patrullar petroleros con obligaciones en puerto. Acostúmbrate a pilotar veleros, que se muevan con el viento, disfrutando del aire en tu cara.
Nada debe ser obligatorio, así que vuelve cuando quieras. Estaremos por aquí
Besos.

Merce dijo...

Pues ya sabes, por aquí seguimos...

Un abrazo achuchao...

Rebeca dijo...

Nada de obligaciones, uno tiene que hacer lo que le apetece en cada momento.

Me has recordado mucho a la canción de Amaral en la que creo firmemente: vivimos tiempos crueles y siempre andamos esperando otro golpe de suerte.

nadasepierde dijo...

Por obligación, no sirve.
En realidad no habria que hacer nada por obligación, y la vida sería mucho mas placentera....

saludos

Nuria dijo...

Gracias a todos, sois los mejores¡¡¡
Besos mil
N.

Pablo dijo...

Ojalá todas nuestras obligaciones fuesen como la de tener que leer blogs...

La ventaja de este mundo es que entras y sales y los amigos de verdad siempre están ahí esperando.

Besos.